Despacho gratis en Santiago y a regiones por compras sobre $30.000 | PARA CONSULTAS ESCRIBE A info@derediciones.com | DESPACHO 2 A 5 DÍAS

Jorge Larroucau Torres

Jorge Larroucau Torres

Jorge Larroucau Torres

Doctor en Derecho, Universidad de Chile.
Profesor de Derecho Procesal Civil, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.



 

 


Judicatura
Manuales

Este libro describe el modo en que se organiza la administración de justicia chilena, en un sentido amplio, tal como lo enmarca el Título I del Código Orgánico de Tribunales de 1943: “Del Poder Judicial y de la Administración de Justicia en general”, descripción que se apoya en diversas fuentes normativas y bibliográficas.
El contenido -y objetivo- de este trabajo es enunciar el repertorio de temas que dan cuenta de la judicatura como una disciplina jurídica. Ellos se pueden agrupar en las siguientes áreas:  función jurisdiccional, judicatura (en un sentido estricto), justicia ordinaria, justicia especial, competencia, auxiliares de la administración de justicia y abogacía.
A lo largo de la obra se pretende mostrar que, a pesar de su matriz colonial española, la justicia chilena ha logrado desplegar con un éxito relativo tres fases a lo largo de igual cantidad de siglos. Así, mientras que en el siglo XIX se intentó configurar una justicia republicana, en el siglo XX se consolidó una justicia letrada y a comienzos de este siglo el rasgo distintivo ha sido el de avanzar hacia una justicia especializada, con una organización cada vez más compleja.
Mientras que la influencia del derecho internacional y de los tribunales internacionales ha tensionado el sello republicano que se fraguó especialmente con la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales de 1875 (LOAT), la participación de otros actores a través de los métodos apropiados de solución de conflictos (MASC), a su vez, pone en entredicho el rol hegemónico de los jueces profesionales en el conocimiento y decisión de los asuntos contenciosos. Así también, la tecnología –incluida la inteligencia artificial– desafía lo que la especialización de los tribunales intenta ofrecer a la ciudadanía. De allí que la organización judicial de este tiempo requiera de una buena dosis de imaginación institucional.
En palabras del autor, en esta maraña de temas radican sus desafíos y oportunidades para quienes la sirven y quienes la necesitan.